El Teletrabajo y sus oportunidades de Ahorro

Definitivamente el teletrabajo ha llegado en este momento para retar a todos a innovar e implementar nuevas metodologías para continuar con el normal desenvolvimiento de actividades.

A las compañías, a pesar de las dificultades que viven de movilidad y de control, han logrado establecer metas por objetivos que permiten a cada uno de sus colaboradores poder administrar su tiempo de una manera eficiente y cumplir tanto con sus responsabilidades laborales como personales.

Las compañías han tenido que bajar, de manera obligatoria, sus costos de servicios y muy probablemente muchas estén considerando una reducción de sus instalaciones para ser más eficientes y reducir alquileres. Además de esto, el incentivo a las compras en línea es algo que permite a las personas no salir de su casa, obtener lo que queramos pero además supera significativamente el rechazo que tenían personas por las compras online.

En el caso de los trabajadores, el teletrabajo ha permitido también el ahorro en los hogares, aunque de manera obligatoria. Un ejemplo de ello es el no tener que usar el vehículo para llegar al lugar de trabajo, disminuyendo el consumo en Gasolina. Probablemente el mercado ha aumentado pero también hay que estar conscientes que ya no se está gastando en restaurantes, salidas a cines, espectáculos y eventos en general.

Una recomendación inteligente es poder utilizar esos ahorros excedentes en comenzar una planificación más a mediano plazo, considerando los obstáculos que pueden suceder pero con la certeza que somos vulnerables y la planificación es la que permite balancear nuestra vida en momentos como este.

Ya el que solo pensaba en hacer crecer su capital en inversiones considerando sus conocimientos, pensará ahora en que de nada sirve esta estrategia si no se cuenta con la salud para ello. Esto se refleja en que, durante este tiempo, se ha incrementado la venta de pólizas de seguro o protección familiar.

Si combinamos ambas pareciera ser que es importante considerar el poder incluir dentro de nuestro portafolio financiero una herramienta con protección familiar y que pueda tener un propósito garantizado por contrato.

Escrito por David Veracierta